GUÍA COMPLETA DE LA CIRUGÍA DE AUMENTO DE PECHO

cicatrices.png

LO QUE DEBES SABER ANTES DE SOMETERTE A UN AUMENTO DE SENOS

El aumento de pecho, también conocido como mamoplastia de aumento, es un procedimiento quirúrgico para corregir el tamaño, la forma, la simetría y otros aspectos de los senos de una mujer. Es el procedimiento quirúrgico estético más popular en el mundo, con 1.650.000 procedimientos realizados en 2016, según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética(ISAPS).

Hay varias razones por las que este procedimiento es tan popular. Los aumentos de pecho a menudo se realizan por razones médicas, como micromastia (senos subdesarrollados), mastectomía (extirpación del tejido mamario) y asimetría significativa (la mayoría de las mujeres tienen una mama más grande que la otra), pero más comúnmente, se llevan a cabo por razones emocionales o estéticas.

Los implantes mamarios pueden dar volumen y plenitud después de una pérdida de peso o el embarazo, o ayudar a aumentar la confianza. Algunas mujeres se someten a un aumento para mejorar su vida sexual o para obtener una ventaja competitiva en su carrera, mientras que otras simplemente desean un escote que se ajuste mejor a la ropa.

Someterse a un aumento mamario es una decisión totalmente personal y privada. Las mujeres no deberían sentirse avergonzadas por este procedimiento: no es egoísta ni superficial querer pechos más grandes o “diferentes”.

Dicho esto, la decisión no debe tomarse a la ligera. El aumento de senos es una cirugía mayor que incluye riesgos, efectos secundarios y requiere una recuperación significativa. Si decides continuar con la cirugía de aumento mamario, una de las decisiones más importantes que tomarás es seleccionar al cirujano adecuado.

ELEGIR AL CIRUJANO ADECUADO

El aumento de senos es tanto un arte como un procedimiento médico con diferentes técnicas, opciones y variaciones que los cirujanos pueden usar para lograr el resultado deseado. Los métodos que cada cirujano usa dependen de una variedad de factores, que incluyen el presupuesto del paciente, la edad y los objetivos estéticos. Seleccionar al cirujano plástico adecuado para realizar tu aumento de senos es absolutamente crucial.

1. ENCUENTRA A UN/A CIRUJANO/A PLÁSTICO CERTIFICADO

La certificación por la Sociedad nacional de Cirugía Plástica es importante porque ayuda a garantizar que un/a doctor/a haya demostrado competencia en su especialidad médica, mantenga una buena reputación dentro de la comunidad sanitaria, se mantenga actualizado y descubra los hallazgos científicos actuales en su campo y adquiera nuevas habilidades para mejorar los resultados en sus pacientes.

Hay dos certificaciones a las que debes prestar atención cuando se trata de buscar un cirujano calificado para realizar tu aumento de pecho:

SECPRE – Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética

ISAPS – Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (International Society of Aesthetic Plastic Surgery)

2. REFERENCIAS

Muchos pacientes usan el boca a boca para empezar la búsqueda de un/a cirujano/a. Si conoces a amigos o familiares que han disfrutado de excelentes resultados del aumento de pecho y recomiendan un/a cirujano/a en particular, puede ser una forma útil de establecer una conexión con un posible médico. Sin embargo, asegúrate de verificar la certificación por la Sociedad del cirujano al que te derivan.

3. VERIFICA LAS INSTALACIONES DONDE OPERA EL/LA CIRUJANO/A

Los cirujanos plásticos certificados por la Sociedad deben realizar sus cirugías en un centro ambulatorio acreditado con profesionales médicos licenciados, como anestesiólogos y enfermeras tituladas. Hospitales y clínicas suelen publicar esta información en el apartado “Quienes somos”, “Aviso legal”, “Acreditaciones” etc.

4. SEGUIMIENTO POSTOPERATORIO

La atención posquirúrgica es una parte importante del aumento de pecho, y es importante poder programar y asistir a las citas de seguimiento para controlar la curación y detectar signos de infección o complicaciones. Por esta razón, es aconsejable que selecciones a un médico que esté en una distancia de viaje razonable.

5. BUEN FEELING

A muchas mujeres se les aconseja “confiar en su intuición” cuando se trata de elegir un proveedor de atención médica, pero ¿qué significa exactamente? Significa sentirse cómoda para ser abierta y honesta con el/la cirujano/a sobre cada aspecto de tu salud y la cirugía.

Con una buena relación, las pacientes se sienten más cómodas compartiendo inquietudes de salud y alertando al personal sobre posibles problemas de recuperación. También están más dispuestas a seguir el consejo de un médico si confían y les gusta, lo que contribuye en gran medida a una rápida recuperación.

juntar-pechos-blog

TU PRIMERA CONSULTA: PREGUNTAS PARA HACER

Después de que hayas creado una lista de cirujan@s plástic@s para tu aumento de pecho, deberás programar consultas iniciales. La consulta es una oportunidad de reunirte con el cirujano que realizará la cirugía, hacerle preguntas y recibir su opinión profesional sobre el tipo de implante, el tamaño y las técnicas quirúrgicas, y evaluar si te da buen feeling.

Las primeras visitas se realizan en la consulta del cirujano, aunque algunos ofrecen consultas online que se adaptan mejor al horario del paciente. La mayoría de los cirujanos plásticos no cobran la primera visita. Normalmente dura 30 minutos.

Para la consulta inicial, muchas pacientes traen sus registros médicos y fotos de los resultados deseados de su aumento de pecho. Ejemplos de preguntas que a menudo hacen las pacientes incluyen:

  • ¿Está certificado por la Sociedad?
  • ¿En qué hospitales opera y si tiene privilegios de admisión?
  • ¿Cuál es la operación más común que realiza?
  • ¿Cuánto tiempo lleva realizando aumentos de pecho?
  • ¿Cuántos aumentos de pecho ha realizado?
  • ¿Cuáles son algunas complicaciones que ha encontrado durante la cirugía?
  • ¿La instalación donde se realizará la cirugía será una instalación ambulatoria acreditada?
  • ¿Cuál es el procedimiento en el caso de una complicación durante la cirugía?
  • ¿Qué apoyo ofrece usted antes y después de la cirugía para asegurar resultados óptimos?
  • ¿Qué sucede si no estoy satisfecha con el resultado de la cirugía?

Como parte de la consulta, el/la doctor/a realiza un breve examen médico para revisar tu estado de salud actual e indagar sobre tu historial médico. Evaluamos siguientes aspectos de tus pechos:

  • Tamaño, forma y simetría
  • Proporcionalidad a tu cuerpo
  • Cantidad, calidad y densidad del tejido mamario
  • Posición de los pezones
  • Laxitud y espesor de la piel
  • Ptosis (flacidez)
  • Colocación en la pared del tórax
  • Ancho del tórax
  • Opciones de incisión

Tu cirujano también querrá saber sobre:

  • Tu condición médica actual
  • Tu historial médico
  • Historia y experiencia con cirugías previas
  • Historial médico familiar, incluida la incidencia de cáncer de mama
  • Resultados de la mamografía
  • Tus metas estéticas
  • Tus rutinas de ejercicio
  • Tu salud mental y niveles de estrés

SIMULADORES DE AUMENTO DE PECHO

La tecnología está cambiando la forma en que las mujeres investigan sobre el aumento de senos. Estos avances van más allá de encontrar solo los nombres y direcciones de los médicos; hoy se pueden usar para ayudar a consultar con los cirujanos y obtener presupuestos sin salir de la casa, y las tecnologías le facilitan a la paciente visualizar el tamaño y la forma de los implantes propuestos.

ILLUSIO

Illusio 3D da a las pacientes la oportunidad de ver cómo quedarían los implantes mamarios en su cuerpo después de la cirugía. Illusio 3D utiliza un iPad como espejo virtual que permite a la paciente examinar el implante propuesto en su cuerpo desde todos los ángulos.

Al superponer los senos aumentados en el cuerpo de la mujer, le da una mejor idea de cuál sería el tamaño en proporción a su cuerpo, y asegurarse de que ella y su cirujano estén de acuerdo con la forma y el tamaño.

CRISALIX

Las pacientes pueden acceder a las mismas herramientas de imágenes tridimensionales que utilizan los cirujanos plásticos para mostrar a sus pacientes qué resultados podrían obtener después del procedimiento quirúrgico. Este servicio basado en tarifas permite a las pacientes subir sus fotos a la web segura de Crisalix y alterar la imagen para ver cómo quedarían los procedimientos estéticos en su cara o su cuerpo. Puedes ver una comparativa de las simulaciones 3D de Crisalix con los resultados finales en este artículo.

REALIDAD VIRTUAL

Algunas consultas combinan tecnologías como Axis Three (mostrado abajo) y Vectra 3D con hardware de vanguardia para crear una experiencia de realidad virtual en probar un nuevo tamaño de pecho.

Utilizando gafas de Realidad Virtual como Oculus Rift, las pacientes podrán caminar alrededor de simulaciones 3D de su cuerpo para ver desde todos los ángulos cómo serían después de un aumento de pecho, reducción o elevación de mamas.axis-three

TIPOS DE IMPLANTES MAMARIOS Y TÉCNICAS DEL AUMENTO

El tamaño del implante solo es el comienzo de las muchas decisiones que deberás tomar para tu cirugía.

Tendrás que decidir sobre el tipo, la textura, la forma, el tamaño, la ubicación y la incisión quirúrgica de los implantes, todo esto en caso de que decides utilizar implantes en primer lugar. Hoy en día, muchas mujeres optan por usar su propia grasa corporal, también conocida como transferencia de grasa autóloga, para aumentar el tamaño de su pecho.

Pero lo primero es lo primero, ¿cuáles son tus opciones de implantes? Aquí hay información sobre los tipos de implantes disponibles para ayudarte a tomar la decisión.

IMPLANTES DE SILICONA

Los implantes de silicona se utilizaron por primera vez en 1962, y fueron aprobados por la FDA para la cirugía estética en 1996. Antes, estaban aprobados solo para cirugías reparadoras y de revisión. En 2015 fueron utilizados en el 85% de todos los aumentos de pecho.

Los implantes de silicona están rellenos de gel de silicona espeso y pegajoso que es viscoso. Muchas pacientes encuentran que los implantes de silicona tienen un tacto muy parecido a su tejido mamario natural. Sin embargo, son más caros que los implantes de solución salina y, dependiendo del tamaño deseado, pueden limitar las opciones de incisión. Aunque el gel de silicona no es líquido, aún puede tener fugas, rippling o requerir recambio.

En general, los implantes de silicona actuales duran muchos años, casi de por vida. Existe una amplia gama de opciones de silicona, incluidos los implantes redondos, anatómicos, lisos o texturizados.

Se han llevado a cabo amplios estudios y no hay pruebas concluyentes de que los implantes mamarios de silicona causen cáncer. Sin embargo, los implantes de silicona pueden dificultar la detección de tumores durante la mamografía, lo que puede retrasar el diagnóstico del cáncer.

IMPLANTES REDONDOS DE SILICONA COHESIVA

Este estilo de implante popular es utilizado por los médicos porque proporciona un volumen de “polo superior” en la parte superior de la mama, viene en una variedad de tamaños, y puede ser liso o con textura. Como son simétricos, no se nota si giran dentro del cuerpo.

IMPLANTES ANATÓMICOS DE SILICONA COHESIVA

Para lograr una forma o perfil particular de la mama, un cirujano puede recomendar un implante de silicona con forma anatómica (o lágrima). Las opciones de forma incluyen la base ovalada, ancha y alta. Sin embargo, son más notables si desplazan o giran, y a menudo requieren una incisión más grande.

IMPLANTES DE SILICONA ALTAMENTE COHESIVA

La consistencia de un implante de silicona altamente cohesiva es más firme que los implantes de silicona tradicionales, por lo que a veces se les conoce como “implantes gummy bear”.

Este tipo de implantes está moldeado para parecerse a la forma natural del pecho de una mujer. El beneficio es que son los menos propensos a las filtraciones, duran más y darán una forma más natural a las mujeres que han perdido una cantidad significativa de tejido mamario debido a una mastectomía.

Sin embargo, el desplazamiento o la rotación de los implantes con esta forma es muy notable y requiere una revisión quirúrgica para corregir. Las mujeres también pueden encontrar que los implantes moldeados no se mueven o no sientan como pechos naturales, especialmente cuando están acostadas, y pueden ser más incómodos para dormir.

SUPERFICIE LISA

Los implantes tradicionales tienen superficie lisa que les permite moverse debajo de la piel o el músculo, lo cual crea una apariencia y tacto más naturales. Sin embargo, esto también puede conducir al desplazamiento, lo cual requiere una cirugía de revisión para repararlo.

SUPERFICIE TEXTURIZADA

La intención de una superficie texturizada es facilitar que el implante se adhiera al cuerpo, lo que evita que se desplace, gire y se mueva. Con una superficie texturizada, una cápsula fibrosa natural puede formarse más fácilmente alrededor del implante, y hay alguna evidencia de que esto reduce el riesgo de contractura capsular. Sin embargo, en algunos casos las pacientes encuentran que la superficie texturizada hace que el implante sea más palpable.

AUMENTO DE PECHO CON ELEVACIÓN

Hay varios aspectos que pueden causar aspecto descolgado del pecho: pérdida de peso, embarazo, genética, edad. Para algunas mujeres, un implante puede proporcionar una elevación sutil, pero para otras, se requerirá una elevación de pecho para lograr la colocación adecuada del pezón.

Un aumento de senos y una elevación (mastopexia) son dos procedimientos quirúrgicos distintos, con diferencias en el coste, las cicatrices, el tiempo de recuperación y los riesgos quirúrgicos según el tipo de incisión y la técnica quirúrgica. Para determinar si te beneficiarías de una elevación de mamas además de los implantes mamarios, examinaremos la cantidad de ptosis (flacidez) según la posición del pezón y su distancia desde la clavícula.

AUMENTO DE PECHO CON GRASA AUTÓLOGA

Una alternativa al uso de implantes para aumentar el tamaño del pecho es utilizar la propia grasa de la paciente.

El aumento de pecho por lipotransferencia o “injerto de grasa” consiste de dos pasos. Primero, recogemos grasa de otras áreas del cuerpo de la paciente, generalmente de los flancos, las nalgas o los muslos, purificamos la grasa en el quirófano y luego la volvemos a inyectar en el pecho para crear una forma más grande o más equilibrada.

Al igual que con los implantes, esta técnica tiene beneficios e inconvenientes. Con el injerto de grasa, no hay preocupaciones sobre las posibles rupturas, fugas, rotación o encapsulación, y a muchas mujeres les gusta la idea de usar su propia grasa en lugar de un objeto extraño en su cuerpo. Sin embargo, la necrosis grasa o la muerte del tejido adiposo es un efecto secundario conocido y los médicos no pueden predecir cuánta grasa sobrevivirá a la transferencia.

Los estudios han demostrado que hasta el 20-30% de la grasa transferida muere después del aumento de pecho. Como resultado, algunas mujeres pueden terminar con mamas de diferentes tamaños y pueden necesitar liposucción adicional y cirugías de revisión para corregir el desequilibrio.

También existe cierta preocupación de que la grasa se endurezca y forme quistes, lo que puede interferir con las lecturas de la mamografía en el futuro. Una limitación de este procedimiento es que, por lo general, las mamas se pueden aumentar solo una copa. Esto significa que si quieres aumentar tu pecho más de una copa, obtendrías más beneficios del uso de implantes, o quizás de una combinación de ambas técnicas.

ELEGIR TAMAÑO PARA TUS NUEVOS PECHOS

Seleccionar el tamaño de tu pecho puede representar uno de los aspectos más gratificantes de tu cirugía de aumento, pero también es desalentador. Para muchas mujeres, puede resultar difícil seleccionar un tamaño que logre el aumento deseado, pero que sea acorde con su cuerpo y se vea natural.

Al mismo tiempo, hay muchas mujeres y doctores que prefieren un aspecto “quirúrgico” que sea lleno y firme. No existe una escala empírica para seleccionar el tamaño correcto, pero debes tener en cuenta una variedad de factores, tales como:

  • Edad: las mujeres tienden a querer pechos más grandes cuando son jóvenes, pero con la edad descubren que prefieren un tamaño más modesto. No todas las mujeres se sienten de esta manera, pero la caída de las mamas y las trayectorias profesionales a menudo contribuyen a este cambio de opinión.
  • Preferencias de ropa: la ropa de mujer generalmente está diseñada para caber en copa C. Los tamaños grandes de implantes pueden hacer que una mujer luzca genial en lencería o bikinis, pero también pueden limitar las opciones de ropa, como camisas con botones o vestidos sin tirantes.
  • Tus niveles de actividad: los implantes mamarios grandes pueden interferir con algunos deportes y actividades físicas, y el peso puede causar dolor de espalda en algunas pacientes.
  • Embarazos futuros: el tamaño del pecho puede cambiar con el embarazo.
  • Estabilidad del peso: el aumento o la pérdida de peso afectarán el tamaño del pecho.

Curiosamente, el tamaño promedio de los implantes mamarios varía según país, región, entorno cultural, conceptos de belleza, etc.

Para una mujer promedia que espera obtener una copa C completa, la mayoría de los cirujanos usarán implantes de alrededor de 300cc. Sin embargo, el tamaño del implante utilizado puede variar según la constitución corporal de la paciente, el ancho del tórax, el diámetro de la mama y la laxitud de la piel, y el perfil y la forma del implante.

La mayoría de cirujanos aconsejan a las mujeres que no se obsesionen con el tamaño de copa debido a la variación entre los estilos de sujetador y los fabricantes. Además, la estructura muscular de cada paciente es diferente y afectará el aspecto de un implante.

Un aumento de pecho probablemente sea la primera de varias cirugías para mantener tus implantes. Los implantes tienen una vida promedia de 15-20 años, aunque muchos duran varios años más y deben ser monitoreados regularmente para garantizar su integridad y verificar si hay fugas. Es probable que uno o ambos deban ser reemplazados a lo largo de tu vida, y muchas mujeres deciden cambiar los tamaños más adelante.

VÍAS DE INCISIÓN Y COLOCACIÓN

Hay una serie de incisiones que usamos para insertar implantes mamarios. El tamaño del implante también afectará el tipo de incisión utilizada.

  • Transumbilical: la incisión se realiza alrededor del ombligo y el cirujano guía el implante debajo de la piel hasta su posición en el bolsillo de la cápsula. El beneficio de esta incisión es que no hay cicatrices en el pecho o cerca de él, pero es el más difícil de realizar para el cirujano, ya que dificulta la colocación óptima.
  • Periareolar: se hace una incisión alrededor de la areola, y el implante se inserta a través del pezón. Sin embargo, las incisiones alrededor de la areola presentan un pequeño riesgo de dañar los conductos y las glándulas y pueden obstaculizar tu capacidad de amamantar, o causar la pérdida de la sensibilidad del pezón.
  • Transaxilar: la incisión se realiza en la axila. Esta posición permite ajustar la mayoría de de implantes (pero no de gran tamaño) en el bolsillo del pecho. Sin embargo, deja una pequeña cicatriz que en su mayoría está oculta a la vista. A menudo es elegido por mujeres que no tienen un pliegue de los senos para ocultar la cicatriz, pero una incisión transaxilar puede hacer que colocar el implante sea más desafiante para el cirujano, aún presenta un riesgo de pérdida de sensibilidad del pezón, y la cicatriz puede ser visible según posición de brazos.
  • Inframamaria: la incisión se realiza debajo del seno a lo largo del pliegue, y es la técnica más utilizada para insertar implantes mamarios. Esta incisión permite al cirujano tener acceso total al seno para crear el mejor bolsillo para implantes. Sin embargo, una pequeña cicatriz puede ser visible cuando estás acostada, aunque en muchas mujeres se hace casi invisible. Un beneficio es que en la mayoría de los casos, ni el tejido mamario ni los conductos se cortan, lo que reduce el riesgo de pérdida de sensibilidad del pezón.

Como has visto, existen beneficios y desventajas de cada tipo de incisión. La buena noticia es que solo el 1 por ciento de las pacientes encuestadas por la ASPS expresaron su insatisfacción con las cicatrices, que generalmente se encontraban en el pliegue debajo de la mama.

ENCIMA VS. DEBAJO DEL MÚSCULO

Hay dos opciones a la hora de colocar el implante en tu cuerpo: sobre el músculo pectoral o debajo de él.

Colocar el implante sobre el músculo pectoral es más fácil, menos doloroso y la recuperación es más rápida. Sin embargo, a menos que tengas una gran cantidad de tejido mamario para cubrir el implante o te conformes con que ocasionalmente sea visible el rippling (ondulación), por lo general la opción recomendada es colocarlo debajo del músculo.

Los implantes colocados debajo del músculo tienden a parecer más naturales y hacen que la interpretación de mamografías sea más fácil para los médicos. Sin embargo, debido a que el músculo está por encima del implante, la compresión causada por la flexión ocasionalmente puede distorsionar la forma del pecho. En algunos casos, la colocación submuscular puede causar que el implante “toque fondo”.

PREPARACIÓN PARA LA CIRUGÍA

Elegir al/la cirujano/a y los implantes mamarios corre un largo camino hacia un resultado ideal, pero tu salud también contribuye a buenos resultados. En los días previos a la cirugía, se te pedirá que:

  • Dejes de tomar alcohol. Muchos cirujanos recomiendan que las pacientes eviten el alcohol varios días antes de la cirugía para reducir el riesgo de hemorragia debido a sus efectos naturales de adelgazamiento de la sangre.
  • Dejes de fumar dos semanas antes de la cirugía. Fumar puede reducir la circulación sanguínea, lo que puede afectar la curación.
  • Detengas los medicamentos / suplementos que pueden aumentar el riesgo de sangrado. Esto incluye muchos suplementos herbales que puede diluir la sangre o afectar la anestesia.
  • Te duches con jabón antibacteriano durante tres días antes de la cirugía.
  • Prepares tu hogar para los cuidados postoperatorios: tu ropa cómoda, alimentos y platos fáciles de digerir, y todos los artículos de recuperación al alcance de la mano.
  • Organices el cuidado de niños durante unos días después de tu procedimiento y los prepares para tus restricciones físicas, como abstenerte de cogerlos, llevarlos, juegos vigorosos o grandes abrazos.

La cirugía de aumento de pecho es un procedimiento relativamente sencillo: la operación solo lleva una o dos horas, y se realiza bajo anestesia general para tu máxima seguridad.

Estas son algunas instrucciones preoperatorias para recordar el día de tu cirugía:

  • Tendrías que darte una ducha antes del procedimiento y lavarte el pelo como siempre. Levantar los brazos encima de la cabeza será prohibido durante varios días después de la cirugía. Según las indicaciones del cirujano, evita desodorantes, perfumes y lociones corporales.
  • La mayoría de los cirujanos te pedirán que no comas ni bebas nada después de la medianoche, por lo que tu estómago estará vacío cuando te sometas a la anestesia. Espera sentir hambre!
  • Vístete con ropa cómoda que sea fácil de poner y quitar por ti misma con un mínimo esfuerzo, como sudaderas con cremalleras.
  • Antes de irte a tu cita, prepara tu habitación para la recuperación colocando todo lo que necesites al alcance de la mano, como alimentos, agua, analgésicos y controles remotos de televisión.
  • Después de que te registres para tu cirugía, es posible que aún tengas que esperar un tiempo antes de tu operación. Si estás nerviosa, tu médico puede administrarte un sedante mientras esperas a que te llevan al quirófano.

RECUPERACIÓN DEL AUMENTO DE PECHO Y CUIDADOS POSTOPERATORIOS

Despertarte después de la cirugía solo es el comienzo de tu camino hacia la recuperación. Tu médico te explicará el procedimiento de cuidados postoperatorios, pero esto es lo que puedes esperar.

  • Hinchazón: lo que ves inmediatamente después de la cirugía no es el resultado final: la hinchazón hará que tus pechos parezcan mucho más grandes de lo previsto y se “elevarán” durante varias semanas o meses hasta que caigan en su lugar. La hinchazón disminuirá en tres a cuatro meses, aunque seguramente no sabrás con certeza cuál es el tamaño final de tu sujetador hasta seis meses después de que se quiten los vendajes.
  • Dolor: la mayoría de las mujeres que se han sometido a un aumento mamario dirán que la cirugía fue menos dolorosa de lo que esperaban, pero era más molesta la rigidez y los hematomas. Por esta razón, te recetamos medicamentos para aliviar el dolor y aconsejamos que los compres antes del procedimiento.
  • Tubos de drenaje: dependiendo de las preferencias y la experiencia del cirujano, los tubos de drenaje pueden usarse para reducir el riesgo de acumulación de líquido alrededor del implante para evitar que se forme una cápsula. Muchos cirujanos no los usan porque pueden introducir bacterias. Sin embargo, se ha demostrado que tanto la inflamación por bacterias como la acumulación de líquidos aumentan el riesgo de contractura capsular.
  • Tiempo de recuperación extendido: después de 24 horas, podrás reanudar las actividades cotidianas y volver a trabajar dentro de tres a siete días. Pero la hinchazón y la incomodidad se mantendrán durante semanas, y tus actividades serán restringidas. Por ejemplo, no podrás dormir boca abajo o hacer ejercicio vigoroso durante varias semanas.
  • Ropa holgada: se recomiendan camisetas sin mangas, sudaderas con cremallera y blusas con botones para el vestuario post quirúrgico. Cualquier ropa que puedas ponerte y quitarte sin levantar los brazos ni hacer movimientos fuertes. Tendrás una prenda postoperatoria o un sujetador deportivo con cremalleras en la parte delantera para proporcionar soporte a tus nuevos pechos.
  • No alcohol: abstenerte de tomarlo durante al menos dos semanas después de la cirugía para minimizar el riesgo de sangrado y promover la curación de las cicatrices.
  • Dificultades a la hora de bañarte: debes evitar levantar los brazos durante la recuperación inicial para lavarte el pelo, inclinarte para lavarte los pies y la espalda. Con esto en mente, es posible que prefieras champú seco, o tener un familiar o amigo cercano que te ayude a bañarte. Es probable que estés restringida a baños de esponja hasta que tu cirujano te dé luz verde para entrar en la ducha. Al ducharte, es importante que evites dirigir el chorro de agua a las cicatrices, y después secar cuidadosamente las incisiones si se mojan.
  • Ejercicio ligero: olvídate del gimnasio por unas semanas. Por lo general, no se permite levantar los brazos encima de la cabeza ni los objetos que pesan más de 2,5kg durante dos semanas. Sin embargo, es recomendable el movimiento general para promover la circulación.
  • Nuevos sujetadores: después de tu cirugía, tendrás que esperar de cuatro a seis semanas hasta que puedas cambiar el sujetador deportivo por lencería nueva. Mientras tanto, asegúrate de que tus sujetadores deportivos hagan suficiente soporte y no froten tus incisiones.

CICATRICES DEL AUMENTO DE PECHO

Una de las preocupaciones más apremiantes para las mujeres sometidas al aumento mamarioes la cicatriz que queda después. Cada persona cicatriza de manera diferente porque la recuperación de la herida depende de una serie de factores, como la edad, el tono y la complexión de la piel, y la ubicación y el tamaño de la incisión.

  • Edad: la piel más joven se cura mejor debido a la mayor producción de colágeno. Pero a medida que envejecemos, la producción de colágeno se ralentiza y la piel se vuelve más delgada y menos elástica. Hay cosas que puedes hacer para aumentar la producción de colágeno, como luz roja LED y cremas retinoides tópicas.
  • Tono de la piel: algunas coloraciones de la piel tienen más probabilidades de cicatrices que otras. Aquellos con tonos de piel más oscuros son más propensos a formar cicatrices hipertróficas y queloides, que se caracterizan por un crecimiento excesivo de tejido cicatricial. Sin embargo, algunas cicatrices tienden a mezclarse mejor con la piel más oscura, mientras que las personas con piel más clara pueden encontrar que sus cicatrices son más visibles.
  • Tamaño y profundidad de la incisión: cuanto más grande es la incisión, más tiempo tardará en cicatrizar. Y cuanto más tiempo lleve curar la herida, mayor será el riesgo de infección o cicatrización visible.

7 CONSEJOS PARA MINIMIZAR LAS CICATRICES Y PROMOVER LA CURACIÓN

  • Deja de fumar: la nicotina y otros químicos que se encuentran en los cigarrillos y otras formas de tabaco suprimen el sistema inmunológico, contraen los vasos sanguíneos y disminuyen el flujo de hemoglobina y oxígeno, importantes moléculas de curación de heridas, que pueden afectar la piel a medida que cicatriza.
  • Deja de tomar alcohol: el alcohol diluye la sangre e interfiere con la coagulación necesaria para cerrar y sanar una incisión. Otro efecto secundario del alcohol es que ralentiza la producción de colágeno necesaria para reparar la incisión y también reduce la respuesta inmune del cuerpo a las bacterias, lo que puede provocar infecciones.
  • Mejora tu dieta: las proteínas, los ácidos grasos, las vitaminas y los minerales desempeñan un papel en la cicatrización de las heridas acelerando la reparación de los tejidos. Para proteger tu inversión estética, asegúrate de que tu dieta postoperatoria incluya esos alimentos “poderosos” como verduras de hoja verde, salmón silvestre y nueces. También se te pedirá que reduzcas la ingesta de sodio para evitar la hinchazón, que puede ejercer presión sobre tus incisiones. Otro consejo: establece un recordatorio diario para tomar tus multivitaminas.
  • Manténte hidratada: el agua representa 2/3 partes del cuerpo humano, y no beber suficiente puede desequilibrar el cuerpo, ralentizar el flujo de oxígeno, minerales y nutrientes a la herida y hacer que la piel sea más frágil y propensa a una infección bacteriana. Después de la cirugía, apunta a 3 litros de agua por día.
  • Duerme lo suficiente: el sueño ayuda al cuerpo a producir más glóbulos blancos que combaten las infecciones y activa las hormonas que estimulan el crecimiento del tejido.
  • Manténte tapada del sol: los rayos UV son malos para la piel en general, y son aún peores para el tejido cicatricial. El tejido recién formado es extremadamente sensible a la exposición solar y el exceso de rayos UV puede oscurecer y engrosar la cicatriz recién formada. El tiempo recomendado para evitar el sol oscila entre seis meses y un año. Si no es posible evitar los rayos ultravioleta, usa SPF 30, ropa o cinta de silicona para cubrir la cicatriz.
  • Minimiza la actividad: la tensión en las heridas puede deshacer las cuidadosas suturas que tu cirujano realizó, y esta presión en una incisión recientemente cerrada puede causar ensanchamiento o hipertrofia de la cicatriz. Por esta razón, es importante seguir las indicaciones de tu doctor/a y tener a alguien contigo durante las 24 horas posteriores a la cirugía para asegurarte de no tensionar tus cicatrices al estirar algo o levantar los brazos. Durante dos a cuatro semanas después de la cirugía, evita o restringe levantar los brazos encima de la cabeza, inclinarte o levantar objetos pesados.

OPCIONES EFECTIVAS DEL TRATAMIENTO DE CICATRICES

Tan pronto como se quiten los apósitos quirúrgicos y las incisiones estén selladas, puedes usar una o más técnicas para tratar de reducir la apariencia de las cicatrices.

  • Láminas de silicona: estas envolturas para heridas 100% de silicona cubren la incisión, manteniendo la herida hidratada y suave y creando un ambiente óptimo para la cicatrización. Otro beneficio de estos adhesivos de grado médico es que las láminas ayudan a estabilizar la incisión y aliviar la tensión en la piel, lo que puede evitar la formación de cicatrices y queloides. Las láminas de silicona se usan durante al menos 12 horas del día y se recomiendan para la recuperación posquirúrgica de dos a 12 meses.
  • Gel de silicona: el gel tópico hecho de silicona se puede utilizar para promover la cicatrización manteniendo la herida hidratada, suave y libre de bacterias. El gel se pone sobre la cicatriz unas pocas veces al día y se seca para formar un vendaje transparente sobre la herida.
  • Láser y fototerapia: el resurfacing con láser se utiliza para reducir las arrugas faciales, pero también se puede utilizar para reducir la aparición de cicatrices, especialmente las cicatrices hipertróficas o queloides. Sin embargo, los tonos de piel más oscuros pueden no responder bien a ciertos tipos de láser. En estos casos, se puede usar luz roja LED en su lugar.
  • Microneedling: esta técnica anti-aging se usa con mayor frecuencia para el rejuvenecimiento facial, pero también se puede utilizar para disminuir las cicatrices. Agujas microdelgadas crean miles de pequeñas incisiones verticales en la cara para estimular la producción de colágeno. A medida que estos pequeños microcanales se llenan de colágeno, la piel recién formada puede diluir la apariencia de las cicatrices y aplanar las cicatrices elevadas.
  • Inyecciones de cortisona: en algunos casos, podemos inyectar esteroides directamente en una incisión para ayudar a disminuir el enrojecimiento, ardor o picazón de la cicatriz y aplanar las cicatrices queloides e hipertróficas.

RIESGOS Y COMPLICACIONES DEL AUMENTO DE MAMAS

El aumento de senos, como cualquier cirugía, presenta riesgos que pueden ser menores, o pueden alterar la vida. Los riesgos más importantes no necesariamente tienen lugar durante la cirugía, pero pueden ocurrir meses o incluso años después de pasar por quirófano.

  • Desplazamiento: los implantes pueden desplazarse de su ubicación y tocar fondo, desalinearse, romperse o deformarse. La revisión quirúrgica es necesaria para recolocar el implante.
  • Ruptura: según la FDA, el 10 por ciento de los implantes se rompe en los primeros cinco años. Algunas de las causas de la ruptura incluyen el sobrellenado de los implantes de solución salina y el posterior trauma en el pecho. Sin embargo, la cubierta de silicona del implante se degradará en el cuerpo con el tiempo, y pueden formarse agujeros a través de los cuales puede escapar el fluido salino o el gel de silicona.
  • Contractura capsular: la contractura capsular es uno de los riesgos graves del aumento mamario. El tejido cicatricial que se forma naturalmente alrededor de un implante para mantenerlo en su lugar puede endurecerse y espesarse. Cuando esto ocurre, el tejido engrosado puede hacer que los pechos se sientan anormalmente duros, distorsionar su apariencia y causar algo de dolor o incomodidad por el ajuste de la cápsula. La seriedad de la contractura capsular se clasifica en cuatro grados, y los grados tres y cuatro pueden requerir una cirugía de revisión. No es posible predecir si sucederá o cuándo, pero algunos estudios sugieren que la infección bacteriana puede contribuir a la contracción. Para evitar esto, los médicos recetarán una semana de antibióticos orales para reducir el riesgo de infección después de la cirugía. Es vital tomar todo el curso de antibióticos. Algunos también prescribirán un inhibidor de leucotrienos que se ha demostrado que previene o reduce la gravedad de la contractura capsular, y en algunos casos incluso la revierte.
  • Infección: la infección es una complicación rara pero grave que puede descarrilar el aumento de mamas. Las bacterias pueden causar inflamación que aumenta las posibilidades de contractura capsular, o incluso requiere la extracción de los implantes durante semanas o incluso meses para permitir que el cuerpo se cure antes de que puedan ser reacondicionados. Por esta razón, los cirujanos plásticos recetarán antibióticos para evitar el riesgo de infección durante la curación. Debes practicar una buena higiene y seguir las restricciones de actividad postoperatoria. Las pacientes y sus cuidadores deben manejar los drenajes quirúrgicos (si los hay) con extremo cuidado y lavarse las manos con frecuencia para evitar una posible infección. También evita entornos con altos niveles de bacterias, como gimnasios, saunas y jacuzzis.

LAS ÚLTIMAS TÉCNICAS Y ESTUDIOS CIENTÍFICOS

Como uno de los procedimientos estéticos más populares, el aumento de pecho es constantemente examinado por cirujanos que buscan métodos más efectivos para realizar la cirugía. Si bien el aumento de senos es más seguro que nunca y ofrece resultados que dejan a las pacientes muy satisfechas, siempre hay margen para una mejoría.

Uno de los nuevos avances más interesantes que se están investigando actualmente es la ingeniería del tejido mamario. Un estudio publicado en la revista Tissue Engineering en 2017 informó que la ingeniería del tejido mamario ofrece un enfoque novedoso e innovador para proporcionar un material seguro y natural para aumentar el pecho. Los materiales de aumento actuales se caracterizan por limitaciones inherentes: los implantes de silicona a veces pueden causar complicaciones, como la contractura capsular, que requieren extirpación o cirugía de revisión, y el lipofilling del seno con grasa puede ocasionar una pérdida significativa de volumen.

La ingeniería del tejido mamario se basa en la premisa de crear un “andamio” para el aumento con las propias células madre de la paciente para generar nuevo tejido mamario autólogo. La cirugía de células madre es ampliamente reconocida como uno de los nuevos paradigmas más prometedores de la práctica médica y quirúrgica en el siglo XXI. El estudio también analiza el potencial de combinar la ingeniería de tejidos con lipofilling. Sin embargo, en la actualidad, la ingeniería del tejido mamario todavía está en sus fases incipientes.

Otro desarrollo convincente que también ha surgido en respuesta a la contracción capsular es la experimentación con el revestimiento de las superficies de los implantes con tejido mamario biomimético. Un estudio de 2017 describe el potencial del uso de superficies de implantes de silicona texturizadas con materiales biocompatibles para mejorar el rendimiento del implante una vez insertado. Estos implantes reducen la inflamación postoperatoria y dan como resultado una integración más exitosa del implante en el cuerpo.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Los implantes causan cáncer?

Se han llevado a cabo amplios estudios y ninguno ha demostrado que los implantes mamarios de silicona causen cáncer. Las mujeres con implantes mamarios tienen un riesgo muy bajo pero mayor de desarrollar un tipo raro de cáncer llamado linfoma anaplásico de células grandes (LACG) en el tejido mamario que rodea el implante, pero esto no es cáncer de mama.

¿Un aumento de senos interferirá con la lactancia?

Entre el 1% y el 5% de las mujeres que nunca han tenido implantes mamarios no pueden amamantar a sus hijos, y no hay manera de saber de antemano si te estás dentro de esta estadística hasta que hayas dado a luz y hayas intentado amamantar. Por lo general, los implantes mamarios no interfieren con la lactancia materna y la mayoría de las mujeres pueden amamantar después de la cirugía. Sin embargo, las mujeres que se han sometido a una mastectomía pueden no ser capaces de amamantar debido a la pérdida extensa de glándulas mamarias y tejidos.

¿Soy demasiado joven para el aumento de senos?

No existe una edad legal mínima para someterse a la cirugía del aumento de mamas. Se debe esperar a finalizar el desarrollo mamario.

La mayoría de los cirujanos recomiendan que las mujeres esperen hasta que hayan alcanzado un peso estable y entiendan que su cuerpo cambiará durante y después del embarazo.

¿Cuanto cuesta?

Los costes de la cirugía de aumento de senos varían según la región donde se realice la cirugía, el tipo de implante utilizado y si también se realiza una elevación de pecho.

Muchas consultas ofrecen financiación o permiten pagar con tarjeta de crédito. Sin embargo, debes tener en cuenta que los implantes mamarios no son una inversión de una sola vez y que tendrás que presupuestar dinero extra para pagar posibles revisiones, complicaciones o implantes de reemplazo después de que caduque la garantía.

¿Cuánto duele?

Según una encuesta realizada por la ASPS, las mujeres informaron una puntuación de dolor promedio durante la recuperación de 6-7 de una escala de 10 puntos.

¿Cuáles son los riesgos?

Al igual que con cualquier cirugía, existen riesgos y efectos secundarios del aumento de pecho. Los riesgos incluyen náuseas y complicaciones pulmonares, ruptura, desplazamiento, contractura capsular e infección.

¿Cuanto duran los implantes?

Es probable que someterte a un aumento de mamas sea la primera de varias cirugías para mantener tus implantes. Los implantes tienen una vida promedia de 15-20 años, aunque muchos duran incluso más, y necesitan un monitoreo regular para garantizar su integridad y verificar si hay fugas. Es probable que uno o ambos deban ser reemplazados a lo largo de tu vida, y muchas mujeres deciden cambiar los tamaños más adelante.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme?

La cirugía dura 1-2 horas. La mayoría de las mujeres vuelven al trabajo en 1-2 semanas y las pacientes informaron que se sintieron “normal” unos 25 días después de la cirugía.

¿Cómo elijo el tamaño correcto?

La evidencia limitada sugiere que los sistemas de planificación basados ​​en tejidos -utilizando guías clínicas para determinar las dimensiones óptimas del implante mamario para pacientes individuales- parecen superiores a otros enfoques, como el análisis dimensional o la preferencia del paciente o cirujano.

¿Cuánto tiempo durará la hinchazón?

La mayoría de la hinchazón disminuirá dentro de cuatro a seis semanas.

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio?

Por lo general, no se permite levantar los brazos encima de la cabeza y los objetos que pesan más de 2,5kg durante dos semanas. Sin embargo, se recomienda el movimiento general para promover la circulación.

¿Cuándo “bajarán” mis pechos?

Las mamas se acomodarán en su posición y se ablandaran entre tres y seis meses.

¿Qué sujetadores debería usar después de la cirugía?

Los cirujanos plásticos tienen diferentes opiniones sobre los tipos de sujetador que deben usar después de la cirugía, y tu debes analizar con tu doctor/a tus preocupaciones sobre el soporte adecuado. Si se insertaron implantes a lo largo del pliegue mamario, debes evitar cualquier sujetador con aros hasta que las cicatrices se curen para evitar irritar los puntos de sutura.

¿Cuánto tiempo de baja del trabajo?

En promedio, las mujeres usaron analgésicos recetados durante cinco días y dejaron de trabajar siete días, según una encuesta de ASPS.

ESTADÍSTICAS DE IMPLANTES MAMARIOS

  • La edad promedia de la paciente de aumento mamario es de 34 años.
  • El 85 por ciento eligió la silicona.
  • El 88 por ciento de los implantes de silicona utilizados eran redondos, el 12 por ciento de los implantes de silicona tenían forma anatómica.
  • El volumen promedio del implante es de 390 cc.
  • 18.135 mujeres usaron su propia grasa para aumentar su pecho en 2015.
  • A 38.071 se les quitaron sus implantes, ya sea para cambiar el tamaño del implante o por otros motivos personales o médicos.
  • El 92 por ciento de las mujeres informaron una mejor autoestima después del aumento de senos.
  • El 64 por ciento informó una mejor calidad de vida.
  • Casi el 40 por ciento de las mujeres encuestadas experimentaron al menos un entumecimiento temporal del pezón después de la cirugía.
  • El entumecimiento persistente fue informado solo por el dos por ciento.
  • La cicatrización hipertrófica ocurre en el 2-5 por ciento de los pacientes.
  • Los hematomas (bolsas de sangre) se pueden formar en la incisión del 1- 6 por ciento de los pacientes.
  • La infección ocurre en el 2-4 por ciento de los pacientes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s