CÓMO ARREGLAR UNA NARIZ TORCIDA: CAUSAS Y ABORDAJES QUIRÚRGICOS

nariz-torcida

Realizada por un cirujano plástico con experiencia, la rinoplastia puede abordar con éxito las preocupaciones funcionales y estéticas causadas por una nariz torcida.

QUÉ CAUSA UNA NARIZ TORCIDA

La comprensión de las causas subyacentes es el primer paso para determinar qué técnicas quirúrgicas se deben emplear para reparar una nariz torcida y si también se deben abordar otras asimetrías faciales.

Las causas más comunes por las cuales uno termina con la nariz torcida son los traumatismos nasales y la deformidad nasal congénita. Desafortunadamente, las rinoplastias fallidastambién tienen la culpa en muchos casos.

Cada una de las siguientes situaciones presenta sus propios desafíos técnicos únicos.

TRAUMA

Debido a la ubicación central de la nariz en la cara, es susceptible a lesiones por muchos tipos de actividades. De hecho, la fractura del hueso nasal es la principal causa de torsión en el eje nasal.

Cabe señalar que los niños que han experimentado un traumatismo nasal a menudo tienen que esperar años antes de poder someterse a la cirugía. Esto se debe a que generalmente no es prudente operar una nariz que aún no se ha desarrollado completamente.

CIRUGÍA PREVIA

Si bien la mayoría de los procedimientos de rinoplastia realizados por cirujanos calificados son exitosos, algunos pacientes terminan con narices torcidas después de la cirugía. En estos casos, puede ser necesario un segundo procedimiento de rinoplastia para corregirla.

La mejor manera de evitar este problema es a través de la prevención; investiga y busca un cirujano certificado y especializado en procedimientos de nariz.

GENÉTICA Y TRAUMA DE NACIMIENTO

Algunos bebés nacen con una nariz torcida. Esto puede ser resultado de deformidades congénitas, lesiones sufridas durante el parto o factores ambientales durante la vida embrionaria.

ENFERMEDADES

Las enfermedades autoinmunes, así como aquellas que dañan el tejido conectivo nasal pueden afectar la integridad estructural de la nariz y hacer que coja una forma torcida.

DESVIACIÓN SEPTAL

La desviación septal es una de las principales causas de una nariz torcida. El tabique funciona como una pared divisoria que separa los conductos nasales derecho e izquierdo. Aunque la desviación menor del tabique es normal, la desviación pronunciada a menudo causa problemas respiratorios y una nariz deformada.

CÓMO REPARAR UNA NARIZ TORCIDA

Parece mentira, pero muchas personas con la nariz torcida intentan corregir el problema en casa, por sí mismas. Esto generalmente implica ejercicios faciales y otras prácticas ineficaces o potencialmente peligrosas.

Desafortunadamente, no hay forma de arreglar una nariz torcida sin cirugía o atención médica experta.

En los casos de huesos nasales rotos como consecuencia de un traumatismo, la nariz a veces se puede volver a colocar en su sitio si se interviene en las primeras 24 horas. Sin embargo, esto requiere el talento de un cirujano experto y con experiencia, junto con algún tipo de anestesia, ya sea local o sedante.

Más allá de eso, generalmente se requiere un procedimiento quirúrgico más profundo.

La corrección de una nariz torcida generalmente requiere una rinoplastia primaria o de revisión. La desviación nasal ósea se corrige mediante la reducción de las asimetrías nasales dorsal, osteotomía o instrumentación potenciada y la movilización de los huesos nasales (osteotomías) para llevar los huesos a la línea media.

Las técnicas específicas empleadas dependen de la naturaleza o grado de la deformidad.

SEPTOPLASTIA

Como la desviación septal es una causa tan común de narices torcidas, a menudo se requiere septoplastia. Esto implica eliminar la porción del tabique que se desvía (generalmente la porción central del tabique) y luego suturar la parte restante a cartílagos circundantes estables para su soporte. Al arreglar el septo no solo se obtiene una mejor apariencia sino que también se mejora la respiración.

OSTEOTOMÍAS

Si bien puede sonar un poco aterrador, la osteotomía, o la rotura intencional o el corte quirúrgico de los huesos, es una técnica quirúrgica estándar y efectiva utilizada en muchas cirugías de nariz. Al restablecer los huesos, el cirujano puede hacer la nariz recta, lo que no solo mejora su apariencia sino que también ayuda a mejorar la respiración en muchos casos.

INJERTO DE CARTÍLAGO

En algunos casos, la rinoplastia para corregir una nariz torcida puede requerir un injerto de cartílago. El cartílago se extrae de la oreja, la costilla o el tabique. Luego se injerta para proporcionar soporte a las estructuras de la nariz, alterar su forma, ocultar asimetrías, o incluso reemplazar por completo las partes desviadas.

Un tipo común de injerto de cartílago utilizado en cirugías nasales es el injerto para dilatar. Un injerto dilatador es una tira de cartílago que se coloca en uno o ambos lados del tabique, que funciona como una férula para mantenerlo recto. El injerto se recoge más comúnmente de la parte central del tabique. Si esto no fuera posible (por haberse fracturado o extirpado durante una cirugía septal previa), podemos usar cartílago de costillas en su lugar.

Otra opción común para el material de injerto es el hueso de cadáver, que tiene el beneficio de no requerir ningún cartílago donante del paciente.

RINOPLASTIA DE REVISIÓN

Cuando una nariz torcida es el resultado de una cirugía de rinoplastia previa, podemos realizar una rinoplastia de revisión.

La rinoplastia de revisión puede abordar muchos problemas derivados de la rinoplastia primaria, desde una nariz torcida que la rinoplastia primaria no logró corregir por completo, hasta una nueva desviación nasal causada por errores cometidos en el procedimiento inicial.

Las técnicas correctivas son en gran medida las mismas que las empleadas durante la rinoplastia primaria, aunque el uso de injertos es más frecuente durante la rinoplastia de revisión. Además, los injertos de cartílago de otros sitios donantes se utilizan comúnmente durante la cirugía de revisión, ya que a menudo no hay suficiente cartílago septal debido a la cirugía anterior.

RECUPERACIÓN POSTOPERATORIA

La recuperación de la reparación de la nariz torcida puede demorar varias semanas, según paciente, las áreas tratadas y la complejidad del procedimiento.

La cirugía se realiza de forma ambulatoria, y la mayoría de pacientes vuelve al trabajo en unos pocos días a una semana. El cirujano/a plástico/a generalmente querrá ver a su paciente el día siguiente de la cirugía y nuevamente una semana después.

La mayoría de los pacientes notarán una mejora en su respiración inmediatamente después del procedimiento. Sin embargo, la inflamación se resuelve gradualmente y puede tardar hasta un año en desaparecer por completo.

ELEGIR UN ESPECIALISTA EN RINOPLASTIA

Encontrar a un especialista calificado es uno de los aspectos más importantes de la preparación de cualquier procedimiento quirúrgico plástico o reconstructivo. Esto es particularmente cierto cuando se busca un especialista en rinoplastia de revisión, ya que se considera uno de los procedimientos de cirugía plástica facial más complicados. En consecuencia, la rinoplastia también tiene una de las tasas de revisión más altas.

La rinoplastia en general se considera uno de los procedimientos quirúrgicos más difíciles y técnicamente más exigentes, ya que intenta modificar la característica central de la cara de manera tridimensional e implica trabajar con diversos tejidos como la piel, el hueso, el cartílago y la mucosa, todos de los cuales tienen diferentes demandas quirúrgicas y tendencias curativas.

La rinoplastia secundaria es aún más difícil que la rinoplastia primaria porque implica los mismos desafíos que la rinoplastia primaria, pero también tiene que lidiar con una nariz que ha sido alterada quirúrgicamente. Además, hay planos de tejido oscurecidos, falta de cartílago nasal y varios problemas anatómicos nasales causados ​​por la cirugía anterior, que no tuvo éxito.

Un cirujano especialista en rinoplastia de revisión necesita estar bien versado en la anatomía nasal para identificar correctamente la razón por la cual una cirugía previa ha fallado, y proponer las técnicas quirúrgicas apropiadas para corregirla. También debe sentirse cómodo/a obteniendo injertos de varios sitios y ser capaz de prestar atención a los detalles más pequeños con el fin de maximizar las posibilidades de una revisión exitosa.

La gran mayoría mis pacientes están satisfech@s con el resultado final de su rinoplastia. Si bien es un procedimiento técnicamente difícil, la rinoplastia también es una “cirugía muy satisfactoria”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s