5 RAZONES PARA OPERARTE EN INVIERNO

girl_scarf_hat_winter_brunette_96468_2560x1600

En los países mediterráneos y en general más cálidos la población se hace más operaciones de cirugía estética. La razón es sencilla: “nos exhibimos más”.

Tod@s sabemos cuál es la parte de nuestro cuerpo que menos nos gusta y es un arte disimularlo. Esto es sencillo en los meses más fríos, pero a medida que nos vamos quitando la ropa, “el problema” vuelve a ocupar nuestra mente… y así año tras año.

Yo os entiendo, tomar la decisión de ir al cirujano plástico para solucionarlo no es algo de un día para otro. Pero, si quieres dar ese paso te aconsejo que la mejor época para operarte empieza justo ahora, en invierno. ¿Por qué?:

1-VAMOS “TAPAD@S”

La ropa es nuestro mejor aliado cuando se trata de disimular fajas, sujetadores, bandas o similares.

2-NO SOL

En España disfrutamos del sol y la luz durante todo el año, pero cuando menos horas e intensidad hay es en esta época.
El sol es enemigo de las cicatrices. Si precisas una cirugía mamaria o corporal las cicatrices están ocultas y evitamos el problema de la posible pigmentación postinflamatoria. Si necesitas una cirugía facial, es tu momento por la misma razón.

3-FRÍO

Para recuperarte del proceso inflamatorio después de la cirugía el frío es nuestro gran aliado . Se tolera mucho mejor el fenómeno de “cansancio” postoperatorio, y la inflamación dura menos y es más llevadera.

4-RESULTADOS

Cuando te haces un tratamiento es para verte el resultado cuanto antes, y eso pasa habitualmente entre el primer y el tercer mes. Es más llevadero “esperar” durante el invierno que cuando se acerca el calor, nos empezamos a quitar capas y se acercan las ansiadas vacaciones.

5-¡COMPLEJOS FUERA!

El próximo verano disfruta plenamente de tu tiempo libre, y que nada “fastidioso” ocupe tu mente. Siéntete satisfech@ de tu cuerpo, de haber tomado la decisión de solucionarlo y del resultado conseguido.

¡ATRÉVETE AQUÍ Y AHORA, EN INVIERNO!

 

Visítanos http://clinicaluanco.es

Anuncios

Cervicoplastia

El envejecimiento facial es un proceso progresivo de deterioro de los tejidos que cambia la forma y la expresión de la cara y el cuello. El envejecimiento de cuello produce un incremento de la laxitud y flaccidez de la piel y los tejidos profundos, que caen por acción de la gravedad, formando lo que denominamos “papada”.

La extipación directa de la papada es un procedimiento a veces utilizados en hombres que prefieren tener una cicatriz en el cuello, generalmente poco visible, a las de un lifting clásico, más difíciles de ocultar en un varón.

La indicación es: paciente varón con gran papada que no desea un lifting.

Cómo se realiza?

Se practica una incisión en forma de Z en la cara anterior del cuello para extirpar la piel excedente. Posteriormente se identifican y se tensan los músculos platisma de ambos lados, para dar firmeza y tensión al cuello.cervicoplastia

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué tipo de anestesia se utiliza?
    Esta cirugía cervical se realiza con anestesia local y sedación. La sedación consiste en la administración de un fármaco sedante que elimina la tensión y la inquietud, proporcionando un estado de tranquilidad o incluso sueño fisiológico. La recuperación es muy rápida y no suele haber vómitos.
  • ¿Debo permanecer ingresado?
    Después de esta cirugía es muy recomendable permanecer durante unas cuantas horas en reposo. Ello evita las oscilaciones de la tensión arterial y los posibles hematomas en la zona operada. Nosotros recomendamos permanecer unas horas ingresado y abandonar el hospital por la tarde. Por tanto no es necesario pasar una noche en el hospital.
  • ¿Cuánto dura el resultado?
    El resultado de la cervicoplastia en el varón es definitivo y aunque el envejecimiento lógicamente continua, no se vuelve a desarrollar la papada con tanta intensidad.
  • ¿Cuánto tiempo tengo que permanecer de baja?
    Habitualmente recomendamos unos 4 días de disminución de la actividad pero desde el segundo día del postoperatorio hacemos hincapié en la conveniencia de iniciar la actividad, pasear y moverse. Durante los primeros días se produce una inflamación en la zona del cuello. Ello impide en algunas personas la incorporación a la vida laboral y social hasta pasados unos 8 a 12 días. Sin embargo la capacidad de llevar una vida familiar normal es posible en unos 2 días.
  • ¿Cuándo podré reiniciar mi actividad deportiva?
    A partir de las tres semanas posteriores a la cervicoplastia podrá iniciar, de manera progresiva, actividades deportivas. A partir de las 4 a 6 semanas podrá realizar cualquier deporte sin limitación.

shutterstock_126157028

Postoperatorio

El postoperatorio de la cervicoplastia no es doloroso. La mayoría de los pacientes describen una molestia y tirantez en la zona anterior del cuello, que es donde ajustamos la tensión de la piel y el músculo.Estas son siempre unas molestias fácilmente controlables con los analgésicos habituales. Es conveniente que siga las recomendaciones en cuanto a la posición del cuello y la cabeza en la cama, así como otras instrucciones que le entregaremos.

Además prescribimos la realización de, al menos, dos sesiones de drenaje linfático a la semana durante las dos semanas posteriores a la intervención.

Es importante no exponerse a la radiación UV (sol, rayos UVA…) hasta que no hayan desaparecido totalmente la inflamación y durante los primeros 6 meses posteriores a la cirugía es necesario proteger las cicatrices con cremas de factor de protección solar.

Complicaciones

Las complicaciones sistémicas severas son excepcionales tras la realización de esta cirugía.Siempre que esta intervención se realice en un medio adecuado y por profesionales capacitados el grado de satisfacción de los pacientes es alto y las complicaciones mínimas.En menos del 2% de los pacientes se producen hematoma, que consiste en el acumulo de sangre en la zona de la cara. Esta complicación no altera el resultado final de la operación pero en algunos casos retrasa algunos días la incorporación a la vida social del paciente.

¿Qué es la blefaroplastia?

134125119

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal. Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una blefaroplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.
La zona de acción a tratar incluye los párpados superiores e inferiores.

 

 

Candidato ideal para someterse a una blefaroplastia
Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico. Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.

bigstock-Beautiful-young-woman-taking-c-388382081

La cirugía
La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de las preferencias de su cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación. La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones.

Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible. Primero se diseñarán las zonas que se van a estirpar.

Riesgos y garantías
Cuando este procedimiento es realizado por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Sin embargo, siempre existen posibilidades de complicaciones, como la infección o las reacciones anestésicas. Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su cirujano plástico, tanto antes como después de la cirugía. Las complicaciones menores que pueden aparecer tras una blefaroplastia incluyen la visión doble o borrosa durante unos días, edema temporal de los párpados y asimetrías leves en la cicatrización. Tras la cirugía puede aparecer dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en raros casos esta complicación será permanente. Otra complicación infrecuente es el ectropion, que puede precisar corrección quirúrgica.

 

Facebook                 YouTube

¿Qué es la blefaroplastia?

La cirugía de los párpados, técnicamente conocida como blefaroplastia, es un procedimiento para extraer la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La blefaroplastia puede corregir la caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores, características que hacen que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos y que, en algunos casos, pueden interferir con la visión. Sin embargo, la blefaroplastia no elimina las “patas de gallo” u otras arrugas ni la caída de las cejas. Puede realizarse de manera aislada o junto a otras cirugías estéticas de la cara, como el lifting cervicofacial o el lifting frontal. Si usted esta considerando la posibilidad de someterse a una blefaroplastia, obtendrá información básica acerca de la cirugía, cuándo está indicada, cómo se realiza y qué resultados se pueden esperar. Sin embargo, es imposible que todas sus preguntas queden contestadas, puesto que en gran parte dependen de factores personales y de las preferencias del cirujano plástico. Si no entiende algo, consulte a su cirujano plástico.
La zona de acción a tratar incluye los párpados superiores e inferiores.blefaroplastia-mir-mir-barcelona

Los candidatos ideales para someterse a una blefaroplastia son aquellas personas que buscan una mejoría, y no una perfección absoluta, en su apariencia. Si usted posee un estado general de salud bueno, tiene una estabilidad psicológica, y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Generalmente los pacientes tienen 35 años ó más, pero en algunos casos con tendencia familiar a tener bolsas, los pacientes son más jóvenes. La blefaroplastia mejorará su apariencia y la confianza en uno mismo, pero no conseguirá que nos parezcamos a otra persona o que nos traten de manera diferente. Antes de decidir si se va a realizar una blefaroplastia piense qué quiere conseguir y discútalo con su cirujano plástico. Existen algunas condiciones médicas que pueden hacer que existan más riegos al realizarse una blefaroplastia, como son los problemas de tiroides, la falta de lágrimas suficientes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. El glaucoma y el desprendimiento de retina también pueden suponer un riesgo; en determinados casos, puede ser necesaria una revisión oftalmológica previa a la blefaroplastia.134125119

La blefaroplastia se realiza en quirófano, dentro de una clínica u hospital. Normalmente, no es necesario permanecer en la clínica más que unas horas tras la cirugía. Suele realizarse bajo anestesia local más sedación, o menos frecuentemente, bajo anestesia general, dependiendo de las preferencias de su cirujano. Si se realiza con anestesia local más sedación, el paciente se siente relajado y los párpados están insensibles al dolor; con anestesia general el paciente está dormido durante la operación. La intervención suele durar entre una y 3 horas, o más cuando se asocia a otras intervenciones.

Cuando este procedimiento es realizado por un cirujano plástico cualificado las complicaciones son infrecuentes y de poca importancia. Sin embargo, siempre existen posibilidades de complicaciones, como la infección o las reacciones anestésicas. Se pueden minimizar los riesgos siguiendo de manera cuidadosa las instrucciones de su cirujano plástico, tanto antes como después de la cirugía. Las complicaciones menores que pueden aparecer tras una blefaroplastia incluyen la visión doble o borrosa durante unos días, edema temporal de los párpados y asimetrías leves en la cicatrización. Tras la cirugía puede aparecer dificultad para cerrar completamente los párpados durante el sueño; solo en raros casos esta complicación será permanente. Otra complicación infrecuente es el ectropion, que puede precisar corrección quirúrgica.

Si se van a realizar los cuatro párpados, generalmente se empieza por los superiores. La mayoría de las veces las incisiones se colocan en las líneas naturales de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas en los inferiores; en algunos casos pueden extenderse hacia las patas de gallo. A través de estas incisiones se separa la piel de la grasa y músculo subyacentes, extirpando el exceso de grasa y, en ocasiones, el exceso de piel y músculo. Las incisiones se cierran con suturas muy finas. En otros casos, en pacientes jóvenes en los que sólo hay exceso de grasa, se puede realizar una blefaroplastia transconjuntival de los párpados inferiores; la incisión se coloca en el interior del párpado inferior no dejando cicatriz visible. Primero se diseñarán las zonas que se van a estirpar.

Las cicatrices pueden tener un aspecto rosado durante los primeros meses. Progresivamente irán desapareciendo hasta convertirse en un línea clara casi invisible. Los resultados de la blefaroplastia, un aspecto más joven y despierto, se mantienen años; en muchos casos, los resultados son permanentes.
El resultado obtenido mediante la blefaroplastia, mejorará notablemente su imagen.